fbpx

Servicio en Sala

En un principio, servir una mesa parece un trabajo que todos somos capaces de hacer. Y si bien es cierto que no le falta razón a esta frase, para llegar a los más altos niveles de calidad en el servicio se necesitan años y años de perfección. Es por este motivo que se han desarrollado claves del servicio en sala que recopila diferentes técnicas y costumbres para diferenciar a los mejores del resto.

El primer punto a destacar es la vista, el empaque, la imagen. Hay que entrar por los ojos. Las normas de etiqueta no se limitan únicamente solo a las grandes celebraciones. Es cierto que cada restaurante tiene su propia imagen de marca. Pero un estilo “desenfadado” no es similitud de “descuidado”. Respetar la imagen y tener un uniforme que permita al cliente identificar directamente el negocio con solo ver a un camarero son elementos indispensables para conseguir una armonía en el servicio.

Por otro lado, y para nada menos importante, es esencial que los camareros sigan las pautas básicas en el protocolo de hostelería. Dos facetas que, en conjunto, otorgan una magnífica imagen del establecimiento.

Esta normativa respeta el tono del restaurante. La informalidad o formalidad con la que se trata a los clientes es un elemento que está conectado directamente a la imagen de marca. Sin embargo, hay una serie de comportamientos, recogidos en el protocolo de hostelería, que todo servicio debe cumplir si quiere considerarse excelente (puede verlos de forma más detallada en el siguiente enlace):

  • Recepción del comensal para ayudarlo a elegir mesa.
  • Las bebidas se deben servir primero.
  • Las comandas tienen que estar al mismo tiempo para evitar que los clientes esperen
  • Los cubiertos se colocan de afuera hacia dentro
  • La comida se sirve por la izquierda y se retira por la derecha
  • El pan a la izquierda y la bebida a la derecha
  • Siempre atención a las peticiones del cliente
  • Retirar todos los elementos antes de servir el postre
  • Cuidado al transportar la bandeja y no sobrecargarla
  • Todo lo que se toca con los dedos o cae al suelo, se retira
  • Evitar ruidos y voces, así como cuidar el vocabulario
  • Muchísima importancia a la higiene e imagen personal

Estas son algunas claves del servicio en sala. Pero todo no queda ahí. Existen multitud de formas diferentes de realizar un servicio. Encontramos, por ejemplo, el servicio emplatado o directo, en el que la comida se monta en la cocina y se sirve a cada comensal, el servicio a la francesa, donde los alimentos se presentan por la izquierda del comensal en una fuente, o el servicio a la rusa, donde los platos se sirven al lado del cliente usando un carrito auxiliar en el que se preparan los alimentos.

En conclusión, la perfección en el servicio es un galardón que pocos maîtres son capaces de conseguir. Nombres como Abel Valverde y su Excelencia en Sala resuenan en nuestro país por llevar esta práctica al límite. Por este motivo, Masterclass Courses ha reservado un espacio para él: Una masterclass única donde transmita los conocimientos que ha adquirido a lo largo de los años como maître a todos aquellos que quieran alcanzar el servicio que cualquier cliente disfrute.

Share This
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad